Berriatuko egurra

Autocasionen irakurria

Diputación coloca 912 metros de barreras de protección en la carretera Mundaka-Bermeo fabricada con madera “100% local”

19 Ene 2015

BILBAO, 19 (EUROPA PRESS). La Diputación Foral de Bizkaia ha colocado 912 metros de barrera de protección en la carretera BI-2235, que une las localidades costeras de Mundaka y Bermeo, fabricada con madera “100% local, de pino radiata, procedente de montes vizcaínos”.

La Diputación Foral de Bizkaia ha colocado 912 metros de barrera de protección en la carretera BI-2235, que une las localidades costeras de Mundaka y Bermeo, fabricada con madera “100% local, de pino radiata, procedente de montes vizcaínos”.

Según ha informado la Institución foral, el sistema utilizado servirá para proteger el nuevo bici-carril que se ha construido junto a la calzada y lo ha creado la empresa Protec, asociada al Clúster Habic y con sede en Elorrio (Bizkaia).

Desde la Diputación han destacado que “la ventaja de esta barrera es su sostenibilidad”. La propia madera procede de bosques del alto de Milloi, en Berriatua (en las cercanías de Lekeitio), que se han gestionado de forma sostenible, con el certificado PEFC, que así lo garantiza.

Toda la cadena de valor de la madera es local, desde el propietario forestal, las personas y empresas que han intervenido en su plantación, gestión, trabajos forestales, el transporte de la madera de Berriatua a Elorrio donde se mecaniza y trata, hasta el transporte y colocación en Bermeo. Además, la parte metálica principal ha sido fabricada por una empresa de Bizkaia, los tornillos de una empresa de Soraluze (Gipuzkoa) y las arandelas y tuercas de una empresa ubicada en Murga (Alava).

Otra “ventaja” de la madera, ha explicado Diputación, es “su mejor integración en el entorno natural, puesto que visualmente resulta más agradable”. Asimismo, en el diseño de la valla se ha cuidado su armonía con el ecosistema, además de cumplir todas las exigencias técnicas.

El sistema de contención posee un certificado de conformidad, marcado CE, para carreteras. Para ello, ha superado las mismas pruebas que las biondas, solo que se integra mejor que una chapa metálica galvanizada en ese entorno, situado sobre la salida de la ría de Urdaibai al mar. Para obtener la homologación, se realizan ensayos impactando un vehículo de 1.500 kilos a 110 km/h. contra la barrera.

El sistema lo ha desarrollado Protec, una empresa de Elorrio asociada al Clúster vasco del Equipamiento, la Madera y el Diseño. La firma vizcaína está especializada en la fabricación de madera tratada para exteriores, dentro de un programa de I+D con una ayuda del Departamento de Desarrollo Económico y Competitividad del Gobierno vasco. SEGURIDAD

Desde el punto de vista de seguridad vial, los ensayos realizados han demostrado que el sistema de contención de madera local funciona correctamente en cuanto a agresividad hacia los ocupantes del vehículo y en cuanto a anchura de trabajo.

Por otro lado, desde el punto de vista medioambiental, “es conocido que la madera es un material mucho más favorable que otros y, en este caso, como se ha realizado un análisis del ciclo de vida de la madera tratada cilíndrica producida en Protec, certificado además por el organismo externo sueco EPD, se puede conocer la huella de carbono de la madera producida para esta obra en concreto”, ha indicado Diputación.

En ese sentido, ha explicado que la huella de carbono de la madera usada en estos 912 metros de barrera es de 2.000 kilogramos de CO2 equivalente. “Si tenemos en cuenta el CO2 que fija la madera en su creación por las plantas, podemos decir que el balance de huella de carbono es de -14.158 kilogramos de CO2 equivalente, o dicho de otra forma, que mientras esa madera perdure en la carretera entre Mundaka y Bermeo estarán fijadas 14 toneladas de CO2 equivalente, que viene a ser lo que emite un coche diesel al circular 73.320 kilómetros”, ha destacado.

El sistema ya ha sido usado en accesos a parques naturales como Urkiola y Gorbeia (tanto la parte de Bizkaia como de Alava), obras complementarias del TAV en Gipuzkoa, y diversas rotondas en Bizkaia, pero es la primera vez que se utiliza en una carretera de estas características, tan transitada y en un tramo tan alargado.