Saneamendu sarea

El Correon irakurria

La ejecución en 2014 de la última fase del plan de saneamiento insuflará vida al Artibai

Las obras durarán dos años y permitirán incorporar los vertidos de Berriatua y el área industrial de Gardotza a la depuradora ondarresa
Presupuesto: Asciende a 12 millones de euros. La Diputación concederá una subvención al Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia de cerca de 4,6 millones de euros para éste y otros planes, mientras que el Ejecutivo autónomo aportará 9 millones.

Las aguas: Las muestras recogidas en el tramo bajo del Artibai revelan que tiene valores de oxígeno muy bajos y limitantes para la mayoría de los organismos, mientras que en los arroyos y zona alta de la cuenca la calidad es buena.

La calidad de las aguas del río Artibai, entre Berriatua y Ondarroa, mejorará notablemente a partir del próximo año con el inicio de las obras de construcción del interceptor que enlazará la red de saneamiento entre ambos municipios. Su ejecución será posible gracias al acuerdo interinstitucional entre el Gobierno vasco y las Diputaciones para el desarrollo de diversas actuaciones de reactivación económica. Para financiar éste y otros trabajos previstos en la provincia, la Administración foral concederá una subvención de 4,6 millones de euros al Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia, mientras que el Ejecutivo autónomo aportará otros 9 millones.

En concreto, la última fase del saneamiento entre Berriatua y Ondarroa rondará los doce millones de euros y requerirá un plazo de ejecución de 24 meses. El proyecto, aprobado a finales del pasado mes de marzo, contempla incorporar los vertidos de Berriatua y de la zona industrial de Gardotza enlazando el colector con la estación de bombeo construida en el ensanche y la planta de aguas residuales de la villa costera. La depuradora, que entró en funcionamiento en 2009, está diseñada para tratar 5.900 metros cúbicos al día, el volumen que alcanzan tres piscinas olímpicas.

«Se prevé la puesta en marcha de un colector principal, unas incorporaciones de aguas residuales y tres de pluviales que desaguan al río Artibai», detallaron los técnicos del plan. El colector principal arrancará en el barrio Erribera, ubicado en Berriatua, y desembocará en el bombeo del ensanche ondarrés. Medio Ambiente de la Diputación inició en mayo los trámites para la expropiación forzosa de los terrenos que se verán afectados por las obras y ahora resuelve la licitación de la dirección técnica de los trabajos.

Valores bajos de oxígeno

«Se considera inaplazable su ejecución por la necesidad de solucionar los problemas de saneamiento existentes en las dos localidades de cara a evitar los vertidos directos que en la actualidad tienen lugar», recalcaron. De hecho, según los exámenes realizados por la propia institución foral en el tramo bajo del Artibai, a partir de Markina, se registran valores de oxígeno disueltos en el agua muy bajos y considerados como limitantes para la mayor parte de los organismos. «Los valores indican una calidad del agua alta o muy alta en los arroyos y tramo alto del Artibai, pero la calidad baja de manera considerable una vez pasado Markina y sólo se recupera algo en su último tramo», recoge el examen.

La primera acometida del interceptor entre las dos localidades se completó en el 2010, con una inversión de 6,6 millones de euros. «Esta segunda fase dará servicio a unos 11.000 habitantes», indicaron.