Eguneko zentrua

El Correon irakurria

El Centro de Día de Ondarroa dará cobertura a mayores del entorno

La Diputación activará en principio cinco de las quince plazas que dispondrá el servicio a partir de noviembre

El Centro de Día para personas mayores dependientes que la Diputación pretende abrir el próximo mes en Ondarroa dará cobertura también a los vecinos de Berriatua, Etxebarria, Bolibar y Munitibar, así como de Aulesti, Amoroto y Mendexa. «El área de influencia no sólo se limitará a Ondarroa, sino que se amplía a municipios ‘pequeños’ de su entorno más próximo y que carecen de este tipo de prestaciones», indicaron desde la Diputación que ultima los trámites administrativos para adjudicar el mantenimiento y la gestión del edificio ubicado en la calle San Ignacio de la localidad.

El departamento foral de Acción Social activará cinco plazas en la apertura del centro. «El resto se irá cubriendo según el requerimiento de Azpiegiturak, en módulos de cinco», según informan desde la institución foral. Aunque el plan era contar con 25 plazas, en principio se completan 15, de las cuales 10 serán psicogeriátricas y 5 de integración «si bien podrá variar en función de la demanda», añadieron. En las primeras encuestas realizadas por el Ayuntamiento, se recogieron 17 solicitudes.

Vehículo adaptado

El Centro de Día permanecerá abierto los doce meses del año. El servicio se prestará de lunes a viernes, ambos incluidos, y se cerrará los sábados, domingos y festivos «y en ningún caso cabrá la posibilidad de establecer puentes». Atenderá a las personas mayores acogidas como mínimo nueve horas al día.

«Su objetivo será el de favorecer la existencia de condiciones adecuadas de vida entre los mayores dependientes y sus familiares, procurando el mayor nivel posible de autonomía y de calidad de vida de ambas partes», detallaron.

La Diputación adjudicará el servicio por un año, con posibilidad de prórrogarlo otro más, hasta un máximo de dos desde que arranque la actividad «que no será nunca antes del día 4», matizaron. El precio máximo de licitación por cada día de ocupación será de 50 euros sin IVA por plaza, una cifra que será revisada anualmente. Los usuarios pagarán al adjudicatario la aportación económica, que será fijada por el área foral de Acción Social.

Entre los servicios que se prestarán se incluyen una atención personal básica, sanitaria y psicológica, además de la puesta en marcha de programas y actividades que fomenten la readaptación a la vida diaria y un servicio de catering o restauración, que podrá ser de elaboración propia o contratada. El apoyo a las familias de los usuarios y la higiene se completará con el transporte al disponer de al menos de un vehículo adaptado que cubrirá a todo el área de influencia del centro.